Un grupo de economistas señaló que será inevitable un ajuste en 2016

Los economistas repasaron, ante un grupo de empresarios, los desequilibrios acumulados en la década K.


 

Los desequilibrios macroeconómicos acumulados en la década K tornarán inexorable el ajuste a partir del próximo año, cuando asuma el nuevo gobierno, sentenció un grupo de economistas invitado por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción.

Por el desequilibrio fiscal, economistas creen que será inevitable un ajuste el próximo año.
Por el desequilibrio fiscal, economistas creen que será inevitable un ajuste el próximo año.

Un nutrido grupo de empresarios escucharon las proyecciones de Miguel Angel Broda, José Luis Espert y Carlos Melconian, quienes coincidieron en asegurar que el próximo gobierno deberá corregir los desbalances generados por el la década administrada por el kirchnerismo.

“El déficit fiscal, la política monetaria, la restricción externa y los desequilibrios de precios relativos hacen inexorable el ajuste. Las crisis son el paraíso para el próximo ministro de Economía que plantee un programa creíble”, sentenció Broda.

El economista señaló que “Kicillof está aplicando un programa astuto y perverso, que compró beneficios de corto plazo y que dificulta el triunfo de la oposición”,

Por su parte, Melconian, que integra el equipo económico de Mauricio Macri, no coincidió con la proyección de su colega.

Melconian insistió en que tienen la instrucción de Macri de trabajar para eliminar el cepo: “Se necesita un plan creíble. La verdadera solución pasa por el shock, pero habrá gradualismo”,

“Con cuatro años de estancamiento, recuperar el crecimiento económico es vital. Hay que eliminar el impuesto inflacionario; enfrentar la presión fiscal récord con déficit fiscal récord; revertir la dramática crisis exportadora e importadora; resolver la herencia del juez Griesa y la crisis energética”, afirmó Melconian.

A su turno, Espert repasó lo que, a su juicio, representó un “populismo industrial” en la última década y consideró que con el eje de la política puesto en la sustitución de importaciones, los controles a las compras al exterior y el fuerte impulso a la demanda desencadenaron en un importante déficit fiscal que debe “resolverse con un plan económico fuerte”.

 

Comentarios

Compartir