Reclamo de plus: ¿Bajada de línea a los gremios oficialistas?

ASPROSA empezó hace ya un mes con la solicitud del plus de fin de año. Tímidamente, algunos gremios fueron apareciendo en reclamo de algún respiro que nos traiga una verdadera noche buena. Digo tímidos, porque el año pasado a esta altura varias organizaciones ya preparaban su plan de lucha para reclamar el plus. Este 2014, por ahora, solo los gremios de la Salud y ATE se mostraron oficialmente disconformes, y el Gobierno les dio la espalda sin vacilar. ¿Qué pasa con las entidades afines al oficialismo?


 

Este año la economía se llevó cualquier aumento. La reapertura de paritarias a esta altura se ve casi como un imposible. Sin embargo algunos dirigentes insisten y ya coordinaron reuniones para esta semana, en pos de conseguir que los escuchen. Por el momento, el diálogo prevalece como herramienta. Si no hay respuesta, los gremios más transgresores se encargarán de movilizar.

Nadie se hace cargo del pedido de plus, ni acá, ni allá.
Nadie se hace cargo del pedido de plus, ni acá, ni allá.

 

Casualmente los sindicatos como UDAP o el SEC, no se expresaron de ninguna manera en relación al plus de fin de año. Ni un sí, ni un no, ni una opinión suelta por ahí. Directamente desaparecieron del mapa sindical. Pero esto no es lo curioso, dado que son conductas esperables. Lo que genera incertidumbre es el por qué.

Las opciones no son muchas, y cada uno verá si se queda con la más o menos ingenua. Por un lado, la explicación puede deberse a qué simplemente (y casualmente) estos gremios no están interesados en discutir ningún plus. Parece poco probable ya que nadie estuvo exento este año de desajustes económicos, y menos los docentes, por ejemplo.

Otra de las posibilidades, la que más encaja para mi gusto, es que exista una explícita bajada de línea desde el giojismo hacia la dirigencia sindical. Acá el punto es ¿qué posición tomarán las bases?

Por otro lado y por qué no, la actitud cuidada y obediente de la obsecuencia sindical, podría no querer “quemarse” más allá de la necesidad, para no hacer enojar al oficialismo. Y de paso, su recompensa tendrán (al menos la dirigencia).

En definitiva, quienes están dispuestos a obtener un plus no pararán y llegarán hasta las últimas consecuencias. Habrá que seguir de cerca la reacción de los demás gremios, y también de la prensa, que todavía no quiere arriesgarse a interpelarlos.

Comentarios

Compartir