¿Quién acompañó al Che hasta sus últimos pasos?

Cuando la muerte lo encontraría a pasos, solo una persona lo acompañó y mucho de él no se habla. Un día como hoy pero de 1967 asesinaron en Bolivia al Che. Ernesto Guevara, a quién tantos llevan en su cuerpo, en su camiseta, en su música, y mejor, en el corazón. El día de la captura solo lo acompañaba Willy Cuba ¿Les suena?

Simeón "Willy" Sarabia Cuba, hasta el final con el Che.
Simeón “Willy” Sarabia Cuba, hasta el final con el Che.

 

Simeón “Willy” Cuba Sarabia tenía una relación con el Che que, aunque de obediencia y respeto, estaba signada por  un entendimiento profundo. En la guerrilla lo conocían como un combatiente disciplinado y valiente, y no es casualidad que acompañara a Ernesto en sus últimas horas de vida, protegiéndolo hasta el final.

Guevara había mencionado a Cuba como miembro de la unidad “centro” e injustamente, en algún momento desconfió de él, y dijo que “la moral del resto del grupo se ha mantenido bastante bien, y sólo tener dudas acerca de Willy, para que pueda tomar ventaja de algunos estragos para tratar de escapar por sí mismo”.

La batalla final de la guerrilla se abría paso en el Yuro Barranco, donde Guevara recibió un disparo en la pierna de una ametralladora y Willy Cuba regresó al acantilado para sacarlo de la zona de peligro. Ojalá Guevara se diera cuenta de sus falsos temores al respecto de su combatiente, y la importancia de que fuera la última persona que vería antes de su muerte.

Aquel 8 de octubre de 1967 Willy y el Che escapaban de las Fuerzas Armadas de Bolivia que bien mandadas estaban por la derecha cubana y latinoamericana, y los Rangers los capturaron cerca de la localidad de La Higuera. Sería el final del Che, y también de una lucha que pudo tener muchos finales. Lo cierto es que luego de ese año Latinoamérica se convirtió en una sola dictadura, y el imperialismo se vio ganador nuevamente.

Al momento de la captura, Willy se colocó en los Rangers y  su comandante, mientras disparaban contra ellos, y gritó “este es el Comandante Guevara, mostrarle respeto”.

Fueron encarcelados en habitaciones separadas de una escuela de adobe. Barrientos ordenó sus asesinatos, y fue Willy Cuba el primer acribillado con ametralladora. Acto seguido, le tocó al “Che”, que seguramente las últimas palabras que escuchó fueron las de Simeón Cuba, que antes de morir alcanzó a gritar “me siento orgulloso de morir junto al Che”.

Las Fuerzas Armadas de Bolivia nunca brindaron información sobre los restos de Willy Cuba. Tuvieron que pasar 30 años para que forenses cubanos descubrieran sus restos en la misma fosa donde se encontraba el cuerpo del Che Guevara, y 5 guerrilleros más. Su honor está salvado.

Comentarios

Compartir