Qué se dice de la libertad de prensa en el Continente

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) concluyó su asamblea en Santiago de Chile con un llamado de alerta por el deterioro de libertad prensa. Sostienen que que periodistas en casi todos los países de América sufrieron agresiones físicas, especialmente en Venezuela.


Concluyó hoy en Santiago de Chile la 70ª asamblea general de la Sociedad Interamericana de Prensa con un llamado de alerta sobre el “marcado deterioro” que ha sufrido la libertad de expresión en América en el último semestre.

La entidad puso el acento, en su cita anual, en la que participaron más de 300 delegados y conferenciantes de 22 países, en el retroceso de la libertad de prensa motivado, principalmente, por un aumento de la censura, tanto directa como indirecta, y de la violencia física contra los periodistas.

Según la SIP, once informadores han sido asesinados en los últimos seis meses en América Latina a manos del crimen organizado, sicarios del narcotráfico y grupos parapoliciales vinculados a gobiernos. Honduras y Paraguay registraron, cada uno, tres asesinatos de periodistas, mientras que en México sucedieron dos casos más y un informador fue asesinado en El Salvador, Colombia y Perú.

Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, dijo a EFEque la violencia contra los profesionales de la prensa se ha convertido en una “masacre” que además provoca un efecto de “autocensura” en los periodistas.

Libertad de prensa

 

La SIP denunció que más allá de estas muertes, reporteros en casi todos los países de América sufrieron agresiones físicas, especialmente en Venezuela, donde “las fuerzas policiales y grupos parapoliciales a órdenes del gobierno han dejado un saldo de varios periodistas heridos”, señaló la entidad en sus conclusiones. También se registraron agresiones contra reporteros durante la cobertura de procesos electorales en Bolivia, Brasil y Perú, así como durante las protestas sociales en la ciudad estadounidense de Ferguson y en algunas ciudades brasileñas.

La SIP denunció la censura a los medios de comunicación en las campañas electorales de la elecciones en Brasil y Bolivia, país este último en el que la oposición al presidente Evo Morales “vio limitada la propaganda política” un mes antes de los comicios.

En Cuba, cuatro periodistas permanecen presos con penas de 7 y 14 años de prisión, mientras que continúa la detención masiva de disidentes por el simple hecho de expresar sus opiniones políticas. También en Cuba hay que resaltar que el diario digital 14yMedio, lanzado en mayo por la periodista Yoani Sánchez, sufre bloqueos intermitentes en la web.

En Argentina se clonó la versión impresa del diario Clarín y, en México, las versiones impresa y digital de una revista, mientras que en Venezuela sectores oficiales y grupos criminales usaron Facebook y Twitter para atacar medios y a periodistas. En Argentina también se usaron las redes sociales y medios propiedad del Estado con este propósito. El organismo sostuvo que también se censuraron medios en Ecuador a través de un fallo de la Corte Constitucional que ratificó lo establecido en la Ley de Comunicación, que convirtió la labor periodística en un “servicio público”.

“Como parte de esta burda censura, un órgano de control de contenidos sancionó a 25 medios y cuatro periódicos debieron dejar de publicar”, indicó la SIP, que agrupa a los dueños y directores de 1.300 publicaciones de toda América, con una circulación global de 43 millones de ejemplares. La organización denunció también que el gobierno venezolano sigue negando divisas para la compra de insumos a los medios impresos, lo que ha provocado problemas de escasez de papel en 30 periódicos y otros 12 rotativos dejaron de publicarse por ese motivo.

medios

Claudio Paolillo aseguró que los gobiernos de Venezuela, Argentina, Nicaragua, Ecuador, Bolivia y Cuba han construido “un andamiaje de constituciones y leyes” para poner cerco a la libertad de prensa.

En Haití, Chile y Colombia, varias leyes tienen dispositivos por los que el gobierno y órganos de control pueden entrometerse en contenidos y criterios editoriales. Lo mismo sucede en Argentina con la aplicación discriminatoria de la Ley de Servicios Audiovisuales contra el grupo Clarín y en Bolivia, donde el gobierno amenaza con la sanción de una ley de comunicación. En Costa Rica, está a consideración un proyecto de ley que crea serias restricciones al contenido y a los criterios editoriales de los medios.

La falta de transparencia y el acceso a la información pública sigue siendo un escollo para el libre ejercicio del periodismo en Argentina, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Perú y República Dominicana..

En Estados Unidos, señaló la SIP, el gobierno de Barack Obama mantiene su tendencia de prohibir a funcionarios hablar con la prensa, mientras la seguridad nacional se ha convertido en el argumento para restringir el acceso a la información desde los atentados del 11 de septiembre de 2001. También se constató un agravamiento de la concentración de medios gubernamentales en Argentina, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, un problema que, según Paolillo, también ocurre en el sector privado.

La noticia más positiva del último semestre, destacó la SIP, es la promulgación de la Ley de Acceso a la Información Pública y Transparencia de Paraguay, que se espera que sea un incentivo para otros países de la región que todavía no la tienen.

 

Fuente: Infobae

Comentarios

Compartir