Nueva opción de fórmula: CFK – Felipe Solá

El peronismo y el kirchnerismo están atravesando un verano clave para construir una opción electoral a Cambiemos. En múltiples reuniones los dirigentes especulan con posibles alianzas, escenarios alternativos, nombres de candidatos y resultados de encuestas. En paralelo ambos espacios tratan de crecer y mostrarse ante la sociedad como la mejor alternativa para gobernar a partir del 10 de diciembre de 2019, con una economía que acumula varios años sin crecer.


En el kirchnerismo arrecian las especulaciones en torno a si la ex presidenta Cristina Kirchner se presentará o no. Ningún dirigente de peso dentro del esquema que tiene sede en el Instituto Patria tiene claro qué hará en el futuro inmediato la ex jefa de Estado.

Sin embargo, a medida que el calendario electoral apremia, aumenta la presión para definir fórmulas y listas. En ese marco, el ex gobernador bonaerense Felipe Solá hizo una confesión inesperada en una reunión este sábado con su círculo íntimo.

El actual diputado de Red x Argentina, el espacio legislativo que creó cuando decidió irse del Frente Renovador, le aseguró a personas de confianza que el kirchnerismo se encuentra evaluando una fórmula para competir en las elecciones presidenciales de este año que lo incluye: Cristina Kirchner-Felipe Solá.

La posible fórmula tomó por sorpresa a los integrantes del encuentro.

Consultado al respecto, el ex jefe de gabinete kirchernista, Alberto Fernández, aseguró que “Cristina Kirchner y Felipe Solá sería una fórmula que muestra que se abre el peronismo y no se encierra como en otras épocas”, aunque remarcó que “Cristina Kirchner y Kicillof en provincia de Buenos Aires le sacan 3 puntos a Macri y Vidal”.

En diálogo con el Destape Radio, Fernández remarcó que “el 80% del mundo opositor quiere a una candidata y esa es Cristina Kirchner”, y agregó que “las encuestas muestran que Cristina sería la más votada en primera vuelta y también segunda”.

Mientras la ex presidenta hasta el momento no se expresó públicamente sobre sus aspiraciones personales y se mantiene en silencio, los principales dirigentes de Unidad Ciudadana buscan pistas sobre su posible proceder. No hay confirmaciones ni desmentidas sobre la decisión de volver a ser candidata a presidenta después de tres años lejos de la Casa Rosada.

La candidatura de la ex jefa de Estado tiene sus pros y sus contras: conserva un nivel de respaldo popular relativamente alto a pesar de las denuncias que la aquejan pero también continúa alta su imagen negativa (aunque declinó en el último tiempo). Esos números giran por oficinas de todas las fuerzas políticas y repercuten en las distintas estrategias que la dirigencia política analiza en forma repetitiva.

La posible candidatura presidencial de Cristina, después de ocho años de gestión, resulta ser el mejor escenario para el gobierno nacional. Todas las encuestas que consumen en Cambiemos exponen la polarización que se genera en la sociedad frente a un duelo entre entre Cristina y el Presidente. Ese enfrentamiento tiene siempre un mismo ganador: Mauricio Macri.

Mientras Cristina evita dar señales claras sobre su futuro político, en el kirchnerismo otros nombres trabajan en proyectos personales con el fin de ser una alternativa si la ex presidenta no se presenta en los comicios. En esa lista están Agustín Rossi y el propio Solá. Los dos expresaron su voluntad de ser candidatos a presidente durante el 2018.

El 22 de junio es la fecha límite para presentar candidaturas para las fórmulas presidenciales. Incluso hasta ese día es posible que en el kirchnerismo mantengan el interrogante sobre el lugar que ocupará Cristina.

 

 

Fuente: Infobae.-

Comentarios

Compartir