La izquierda y el kirchnerismo sufrieron la peor derrota universitaria desde la vuelta de la democracia

Las fuerzas que se encuentran alineada al rectorado de la UBA recuperaron el control en Medicina, Psicología, Arquitectura y Sociales. Con este escenario, el frente reformista que integra radicales, peronistas y socialistas conducirá la FUBA. La izquierda, aliada al Frente de Todos sufrió la peor derrota desde la vuelta de la democracia.


En la Universidad de Buenos Aires se vivió la semana política más intensa. Desde el lunes pasado se definieron las conducciones de los 13 centros de estudiantes de las facultades y los representantes de los alumnos a los consejos directivos, en una elección donde fueron más de 300.000 estudiantes habilitados a votar.

La gran sorpresa de las elecciones las dio Nuevo Espacio, una agrupación reformista que agrupa radicales, peronistas, socialistas y organizaciones gremiales, quienes dieron un batacazo en la Facultad de Medicina con un impactante 71,74% de los votos.

A su vez, conquistó los centros de Piscología, Sociales y Arquitectura donde se impusieron cómodamente por sobre La Corriente, una alianza de agrupaciones kirchneristas. Además, los reformistas continuaron al frente de los centros que ya conducía: Económicas, Derecho, Odontología e Ingeniería.

En total, el bloque de reformistas cerró con la conducción de 8 de los 13 Centros de Estudiantes, en especial aquellos de las facultades más grandes que representan un 70% del total de alumnos de la UBA.

Los resultados revelaron que el reformismo nuevamente desplazó a la izquierda y el kirchnerismo, quienes hicieron su peor elección dese el 83, y proyectan las condiciones de recuperar la conducción de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA).

El padrón de la UBA (más de 300 mil estudiantes) supera incluso a algunas provincias (La Pampa, La Rioja, Santa Cruz, Tierra del Fuego) para sus elecciones generales. En este caso las elecciones fueron obligatorias, lo que mejora las posibilidades del reformismo, que conducen el rectorado.

El año pasado, el reformismo sufrió una derrota bastante fuerte por lo que perdió tres de las siete facultades que conducía a manos de la alianza de izquierda y kirchnerista. Entre ellas se encontraba Medicina. La izquierda y el kirchnerismo se habían hecho con el control de la mayoría de las facultades.

Sin embargo, esta vez en Medicina, Nuevo Espacio (reformistas) lograron un triunfo aplastante con el 71,74% de los votos, relegando a la izquierda kirchnerista al tercer puesto con apenas un 7,56%. Debido a la amplia diferencia, se quedaron con los cuatro lugares en el consejo directivo.

«Siempre la política nacional incide en las elecciones de la universidad, pero no en la forma de alineación partidaria, sino que suele ser un indicio para identificar una tendencia en el voto. Nuestras listas se imponen cuando las elecciones son obligatorias porque creemos que tenemos propuestas más representativas de la mayoría de los estudiantes. Después ideológicamente es difícil equipararlo al plano nacional. Casi no hay expresiones puras», explicaron desde el reformismo.

En la UBA ocurren alianzas que en el territorio es difícil trasladar. Desde el reformismo, el frente es integrado por radicales, peronistas, socialistas y organizaciones gremiales.

En el otro lado se encuentra la izquierda quienes tienen en sus filas el trotskismo más duro y la Mella, una alianza con el Kirchnerismo.

Comentarios

Compartir