El ex director de la Ópera duro contra el Gobierno por “olvidar” la cultura

Tras la victoria de “La Huella Malambo” en el Pre Cosquín, Ricardo Elizondo aprovechó la ocasión para ser claro respecto de su postura sobre el apoyo a las actividades culturales en San Juan. “Lo que queda de manifiesto claramente es la falta de políticas culturales profundas después de tantos años”, escribió.


Ricardo Elizondo condujo la Ópera de San Juan durante más de 10 años con éxito en cada una de sus presentaciones. En 2017 decidió bajar la temporada del nuevísimo Teatro del Bicentenario por “falta de garantías artísticas”.

En ese momento, el tenor sanjuanino fue muy duro contra las autoridades de Cultura de San Juan por el manejo que se hacía de la principal sala de la provincia. “No hay garantías porque no dan las salas los días que corresponden. Una ópera no se puede hacer con tres días de ensayo, mínimamente debe tener ocho días. La dirección artística del teatro no autoriza más que tres días y así no se puede”, afirmó Ricardo Elizondo en esa oportunidad.

Ahora tras la buena noticia que un elenco local (La Huella Malambo) se imponga en un certamen nacional de prestigio como es el Pre Cosquín, Elizondo realizó un duro posteo en redes sociales para criticar la falta de apoyo del Gobierno de San Juan, (particularmente del sector de Cultura) a los artistas sanjuaninos.

Entre otros muchos conceptos, Ricardo Elizondo asegura que “queda de manifiesto claramente es la falta de políticas culturales profundas”, a la vez que afirma que “existe una marcada falta de formación real y profesionalización de artistas por parte del Estado”.

“En tantos años y con tantos recursos no se ha generado una formación seria verdadera. Tampoco se han generado fuentes de trabajo verdaderas que protejan a los artistas y permitan una dedicación plena al perfeccionamiento de su arte tan complejo”, escribió el ex director de la Ópera de San Juan.

 

Su post completo:

“Felicitaciones a todos los bailarines de “La Huella Malambo” por el logro conseguido!!! Más allá de qué provincia provengan, es un gran trabajo en equipo y un gran esfuerzo sobre todo!! Bravo!!!!
Al margen de esto, lo que queda de manifiesto claramente es la falta de políticas culturales profundas después de tantos años donde se ha contado con inmejorables medios pecuniarios y logísticos en la Cultura de San Juan y aún así siguen prevaleciendo emprendimientos basados a golpes de chequera.

Existe una marcada falta de formación real y profesionalización de artistas por parte del Estado. Los golpes de chequera no dan solución a los problemas culturales de fondo en las distintas aristas del arte en San Juan, que a pesar de los esfuerzos desde el llano no pueden cruzar la barrera a lo profesional. En tantos años y con tantos recursos no se ha generado una formación seria verdadera. Los cursos aislados no alcanzan y en muchos casos desorientan a quien intenta formarse. Tampoco se ha generado fuentes de trabajo verdaderas que protejan a los artistas y permitan una dedicación plena al perfeccionamiento de su arte tan complejo, dejándolos de rehenes de sus propias necesidades y circunstancias, porque también tienen familia y necesidad de casa y obra social, como cualquier hijo de vecino.

Un ejemplo crudo de ello es el TBC, que a pesar de su majestuosidad, ha generado solo mínimas contrataciones aisladas y no fuentes de trabajo reales acordes a sus altos presupuestos de temporada, sin bailarines, ni actores, ni músicos, ni cantantes propios, contratando costosas producciones foráneas que solo dejan el éxtasis del momento, apoyándose casi abusivamente en la orquesta del Auditorio Juan Victoria dejando desmantelada su temporada artística, caótico, si hablamos de una de las tres mejores salas de Sudamérica y sin duda la mejor de San Juan, todo un despropósito político cultural.

Nadie sospecha la cantidad de horas día de ensayo que requiere un artísta de alto nivel.
La realidad en San Juan coquetea con la falta de respeto a tanto esfuerzo personal de gente que vive de cualquier cosa menos del arte y en sus contados horas libres se rompe el alma para lograr ese producto final exigido, del cual, en muchos momentos se jactan sin darle la suficiente protección, aquellos que conducen los destinos y sobre todo los recursos culturales, que olvidan que los artistas son la piedra angular de todo sin el cual solo tendrán muchas visitas guiadas de bonitas cajas vacías”.

Comentarios

Compartir