Chile: El arte le gana al abandono

Tatuadores, artistas visuales y plásticos devenidos en “grafiteros” se apropiarán de una casa abandonada en Bellavista por medio de su arte. El experimento visual se podrá seguir en vivo por las redes.

Mato

 

Las ciudades mutan, se desplazan, son reconfiguradas permanentemente por nosotros. Tanto a un nivel estructural arquitectónico, como a un nivel de códigos visuales o auditivos que interpelan al paseante con mensajes, los que éste absorbe de forma consciente y analítica, o despreocupadamente como banda sonora tangencial de su vida, pero esta vez vuelta mirada.

Las ciudades hablan y como en muchos graffitis, a veces gritan. Explosiones de color y diseños que van desde el garabato de trazo suelto y atrevido, hasta el realismo académico de museos, pero esta vez resignificado en un rinconcito sucio y triste de una calle cualquiera. Artistas independientes, que se agrupan en crews o piños para territorializar y teñir los enjambres que habitamos con imaginarios culturales y políticos, los que sirven para plasmar su visión del mundo en una pared o sobre cualquier superficie que se preste como tela de su mensaje, como un buzón de correos, o un paradero de buses interurbanos.

Unos se reconocen graffiteros, otros artistas visuales, otros incluso tatuadores. En esta oportunidad contactamos a Derios, Brako Brakz y Mato para que nos hablen sobre la actividad que llevarán a cabo mañana 3 de octubre a las 23 horas. Pues unirán sus talentos para plasmar una obra colectiva dentro de una casa abandonada en pleno Barrio Bellavista, como parte de la tribu de artistas independientes que también incluye comiquerosy dj´s. Los que se unirán para recaudar fondos que permitan viajar a Berlín a Catalina Aguayo, directora del cortometraje “Victoria”, que recientemente fue seleccionado en un importante festival de la capital alemana.

Los artistas

Durante la actividad los artistas plásticos mezclarán diversos estilos en una obra única. Por ejemplo Brako Brakz aportará todo el power callejero con sus estridentes colores que lo caracterizan. Brako nos cuenta que sale todos los días a la calle y lo que prefiere es improvisar, y aunque “me gusta mucho el graffiti clásico de letras pintados con spray, siempre en línea paralela me gusta investigar técnicas, colores, estilos y ver qué resulta de todo eso”.

Por su parte Derios, nos cuenta que “estuve súper inclinado por el color verde, dibuje unas especies de dragones o qué se yo durante un tiempo; ahora estoy dibujando tigres, y estoy interesado en el color amarillo”. Sobre su método de trabajo nos aclara que “por lo general estudio una forma harto tiempo, la repito siempre, cada vez es improvisado y cada vez es una instancia de una investigación más prolongada que un rayado o dos”.

El tercer artista será Matías del Solar, más conocido como Mato, quien se identifica más con las diversas artes visuales, no sólo como graffitero, pues ha recibido importantes invitaciones para exponer en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) y en la III Bienal Internacional de Moscú para el Arte Joven. Todos ellos auspiciados por MTN para la ocasión.

 

Fuente: El Ciudadano

Comentarios

Compartir