Atentos fotógrafos: Arrancha el BA Photo

El viernes próximo inaugurará esta muestra artística en el Centro Cultural Recoleta. Hay una muestra paralela del artista Carlos Gallardo que ianuguró anoche y se mantendrá hasta el 20 de este mes.

Este lugar será el escenario de la muestra fotográfica.
Este lugar será el escenario de la muestra fotográfica.

 

Inclinados desde antiguos calendarios, los personajes de las obras de Carlos Gallardo parecían participar de la celebración. La apertura de la muestra del artista en el Paseo de las Artes del Palacio Duhau dio ayer el puntapié inicial para la décima edición de BA Photo, que abrirá sus puertas al público el viernes próximo en el .

Una vez más, el Duhau acompaña la feria de fotografía impulsada por la revista Arte al Día con una exposición paralela, que puede visitarse día y noche con entrada gratis. Hasta el 17 de diciembre se ven allí los trabajos del multifacético Gallardo, fallecido en 2008 y homenajeado en el Malba dos años después. “Para él la finitud no era la medida del sinsentido de la vida humana, sino de todo de lo que el hombre es capaz”, escribió Valeria González sobre Destiempos, presentada por la galería Rubbers.

Esa capacidad quedará reflejada del 17 al 20 de este mes en la edición aniversario de BA Photo, con 150 fotógrafos representados por más de 30 galerías, que promete alta calidad y un equilibrio entre nombres emergentes y consagrados. Así lo adelantó Diego Costa Peuser, editor y director de Arte al Día, al presentar las novedades de este año, acompañado por el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi. Entre las principales se cuenta el acuerdo con el empresario Jorge Pérez, argentino residente en Miami, que invertirá 12.000 dólares en las primeras compras de la feria. Costa Peuser anunció también la inminente llegada de la fotógrafa peruana Milagros de la Torre, residente en Nueva York, y agradeció la continuidad del prestigioso premio Petrobras-BA Photo, cuyos ganadores se anunciarán el jueves.

Entre las nuevas propuestas se destaca Fuera de Foco, sector curado por Francisco Medail y destinado a proyectos específicos de las galerías más jóvenes -Mite, Espacio Kamm, Big Sur, Studio 488 y La Ira de Dios-, donde se podrán adquirir obras desde 2000 pesos. También la flamante galería Meta! se mostró ayer entusiasmada con participar de este encuentro por primera vez.

Esto es parte de la muestra plástica que está en exhibición en forma paralela.
Esto es parte de la muestra plástica que está en exhibición en forma paralela.

 

Otro espacio que se estrena este año es Zona Inédita, una selección de fotografías de artistas contemporáneos nunca antes exhibidas, realizada por Ana Martínez Quijano y Ariadna González Naya. “En el territorio cambiante de la fotografía los límites se han vuelto extremadamente difusos -observan las curadoras-. Zona Inédita se inaugura este año teniendo en cuenta que las fronteras entre los géneros (pintura, escultura, dibujo, fotografía, instalación, performance, video) se desdibujan.”

Las obras de los emergentes convivirán con las de grandes maestros como Annemarie Heinrich, Sameer Makarius y Anatole Saderman. A estos grandes referentes de la fotografía argentina se sumarán otros que participarán con sus paisajes urbanos desde el espacio de La Nación. Entre ellos, Sara Facio, Facundo de Zuviría, Marcos López y Juan Travnik. Buenos Aires será la gran estrella de la feria, ya que también se mostrará desde la mirada de Aldo Sessa, con tomas realizadas a mediados del siglo pasado en La Boca; en el stand del Nano Festival -a través de un contrapunto entre Mariano Brizzola y Jorge Aguirre-, y en la selección de obras presentadas por el Banco Ciudad.

El público podrá participar con su propia mirada gracias al concurso Petrobras Photo Libre, con inscripción abierta hasta el miércoles próximo y 6000 pesos en premios (las bases en www.buenosairesphoto.com).

Siempre abierto a nuevos desafíos, Costa Peuser destacó los cambios producidos en los últimos años y recordó aquellos tiempos, hace una década, en que una fotografía vintage de un gran maestro podía conseguirse por 1500 dólares. Hoy esas obras valen veinte veces más e integran las principales colecciones de arte del mundo.

 

Fuente: La Nación

Comentarios

Compartir